Estas páginas intentan ser un paseo por el mundo de los sentimientos, a veces dulce, a veces atormentado.

 

Tanto ha significado el amor en la poesía, que a menudo amar y escribir versos ha sido todo uno.

 

Ante la pregunta: ¿Qué es poesía?, Bécquer respondió con mucha claridad... “Poesía eres tú”. También Lope de Vega lo sabía muy bien cuando cerraba con broche de oro un soneto:

 

¿Que no escriba, decís, o que no viva?

Haced vos con mi amor que yo no sienta,

que yo haré con mi pluma que no escriba.

 

Los poemas que encontrarás en estas páginas comunican estados de ánimo que se reflejan en un amplio surtido: desde la alegría alocada del amor recién nacido hasta la desesperación más profunda del que ya no espera nada. A veces es la queja dulce, el dolor suave y, de tarde en tarde, asoma el regocijo, el júbilo y hasta la vivencia del éxtasis.

Pero no nos engañemos; son el dolor y la tristeza, el desengaño y la nostalgia, el tormento y la desesperación las experiencias que han dictado las páginas más apasionadas; y casi siempre más hermosas.

Aunque esto es una antología, y toda antología tiene mucho de personal, es posible que cada lector encuentre lagunas y omisiones.

Lo haré en forma de postales para que puedas compartirlos; ya sea con tu amigo, tu ser amado, o alguien a quien quieras dedicar una de mis postales.

Deseo dar lo mejor de mí al hacer un homenaje a estos grandes poetas de todos los tiempos.

 

Malugo